Hace años que la gorda de su hermana no tiene novio y que ha dejado de interesarse por el sexo, así que él toma el testigo y la convierte en su esclava sexual. La zorra no se opone a nada y deja que el hermano le ponga correas, que le ate las manos y que incluso inmovilice su boca de manera que solo pueda comerle la polla. Le obliga a chupársela y le mete un vibrador en las bragas para que su coño esté bien masajeado y así ir preparándoselo, porque después de manosearla y de que le haga una mamada se la terminará follando.

(22141)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*