Dejar a su madre inconsciente no es algo que este tío vaya a hacer sin motivo alguno. Lo que quiere es follarla sin resistencia, porque le pone muy burro ese cuerpo de maciza madura de grandes tetas y culo enorme. La deja inconsciente y se la folla en misionero en el suelo. Otro día la vuelve a dejar inconsciente, pero esta vez aprovecha que sabe que no se va a mover para llevársela a un sitio más cómodo, ponerla a cuatro patas y empezar a darle buenos golpes de polla hasta el fondo de su gordo coño hasta que se corre.

(41126)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*