Cuando este hombre le mete mano a su hija mientras está durmiendo y ve lo mojado que tiene el coño confirma lo que se imaginaba al ver el cuerpo lleno de tatuajes de la zorrita: que es una buena puta que tiene el chocho empapado y que seguro que no le pone pegas a hacer incesto. El hombre la despierta metiéndole los dedos en el coño y se la lleva a la cocina para que mientras la madre está delante, le empiece a meter la polla. Luego se quedan solos en casa y follan con mucha más fuerza, disfrutando de tener bien metida la polla en el coñito de la hija.

(29730)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*