Esta mujer ha aceptado un nuevo trabajo que la va a tener viajando por distintos lugares a lo largo de bastantes días, así que está preocupada porque no quiere que su marido le ponga los cuernos follando con otra. Así que lo que hace para protegerse las espaldas es instruir a su hija con la intención de convertirla en la mejor puta para el hombre. La madre le dice a la hija cómo tiene que follar y el padre se la clava bien hasta el fondo disfrutando de ese coño joven sabiendo que además tiene el permiso de su mujer para follársela cuando le apetezca.

(21405)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*