Es el día del cumpleaños de su hijo y esta mujer ha pensado en el regalo perfecto para él: un polvazo brutal. La madura tiene un cuerpazo increíble y sabe que su hijo lleva sin novia desde hace meses, así que permitirle meterle la polla seguro que lo considera una auténtica fantasía. El chico está nervioso al principio, pero ver a su madre zorreando hace que no pueda resistirse y que se ponga tan caliente que se la acabe follando con ganas. La madura lleva la iniciativa, pero luego deja que su hijo también la penetre y disfrute atravesando su coño de madre viciosa.

(97099)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*