A esta chica su padre ya se la ha follado muchas veces, pero cada vez le cuesta más meterle la polla por el riesgo de que les pillen. Follársela sin que le oiga su mujer se ha convertido en una misión casi imposible hasta que el padre ha descubierto que si mete a la hija en el armario y se la clava por detrás agarrando ese pequeño culito que tiene, consigue reducir el impacto de los gemidos de la zorrita y seguro que así no les descubren. Para que quede constancia lo graba con el móvil y se la folla bien a fondo.

(125687)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*