Desde que su hija ha cumplido la mayoría de edad el hombre anda totalmente obsesionado, la pequeña le sigue tratando igual, es su querido padre y le pide consejo, se viste para salir a bailar con las amigas y le enseña a su padre el vestido para que le de su opinión, de lo que la muchacha no se da cuenta es que el padre está apunto de reventar y la va a meter cuatro vergazos bien dados. Jajajaja. Total amigos que al día siguiente aprovecha y entra en su dormitorio, observa el coño de su hija mientras duerme y es entonces cuando tiene claro que antes o después…¡se la tiene que follar!.

(38183)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*