Este chico es un hombre sensato, si bien es cierto que es un puto adicto al porno no permite que su hermana pequeña le ayude, ella quiere chuparle la verga para ayudarle a superar su adicción pero el chico se resiste porque el incesto es pecado. Pero claro, el hombre es débil por naturaleza y termina cayendo en las suculentas tentaciones que el Diablo pone en nuestro camino, total que una vez más la hermana le hace una mamada – OK HERMANITA, ES LA ULTIMA VEZ QUE ME COMES LA VERGA – asevera el chaval mientras se corre en la boca de su hermana, ¿cumplirá su palabra? ¿será la última vez?

(43658)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*