El hombre se encuentra a su pequeña atrapada en el armario y en lugar de ayudarla le echa un sabroso polvazo, ¡uno de esos que nadie se esperaba!. Jajajaja. Primero le baja los pantalones y acaricia el suave coño de su hija, le sorprende que ya se depile el coño pero a la vez le pone todo cachondo, total que la gira contra el armario y allí de pie se la folla por detrás, le clava toda la verga, se corre dentro, le sube los pantalones y se va: ¡aquí no ha pasado nada! jajaja, un poco loco ¿no?, tan loco como delicioso…

(50956)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*