No contento con ya haberla dejado embarazada, este hombre sigue disfrutando del coño de su hija. Lo hace metiéndole unos buenos polvos a los que la cerda no se resiste porque está totalmente adicta a la polla del viejo. Primero se la chupa bien y después la muy zorra sabe que tiene que ponerse a cuatro patas para que su padre se la pueda follar metiéndole la polla todo lo que puede hasta el fondo del chocho. El tío ya sabe que está preñada, así que se corre en su coño y se lo deja totalmente cubierto de semen espeso.

(27374)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*