Este hombre siempre le ha dicho a su hija que tenga cuidado con el alcohol, porque en el momento en el que se pase bebiendo seguro que le ocurren cosas malas. Y ya son varias las veces que la chica ha terminado tan alcoholizada que no se puede ni mover. Esta vez su hija está tan borracha que no se entera absolutamente de nada de lo que ocurre, así que el padre decide castigarla metiéndole la polla. Se la folla bien rápido y lo que hace es no preocuparse por si se corre dentro, dejándole una buena carga de semen para que tenga el riesgo de quedarse embarazada.

(73175)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*