Una cosa es que tu padre abuse de ti y te folle cada vez que quiera y otra es que vaya más allá e intente destrozarte el trasero. El hombre del vídeo está clavándole la polla a cuatro patas a su hija y en un momento sin avisar le intenta meter la polla en el culo. Pero no tiene lubricante ni tampoco ha estado abriéndole el ano antes del intento, así que nota que hay demasiada oposición y que la polla no entra de ninguna manera. Como ve que no entra por el culo se la vuelve a meter en el coño y sigue dándole bien fuerte.

(50845)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*